seguidores


Google+ Followers

miércoles, enero 5

AL VIENTO

Hoy recordé aquel beso de octubre
que hizo que la luna durmiera en mi boca.
Todavía palpitan tus enhebradas caricias
bordando el silencio de mi cuerpo.
Sólo el cielo crece en el fondo de tus ojos.
Cada mañana nuestras almas nacen para morir
en la contemplación de nuestra espera cotidiana.
Desnuda, plena de infinito
descanso de tus ávidas caricias.
Buscando un color al viento
encontré un arcoíris de amor en tu cuerpo.