seguidores


Google+ Followers

miércoles, diciembre 30

YO NO OLVIDO EL AÑO VIEJO

Photobucket
Hay que darle las gracias a Dios por habernos concedido un año más de vida y agradecerle infinitamente por todas las cosas bellas que nos brindo durante todo el año. Seguramente hubo muchas sonrisas, lágrimas, alegrías y tristezas, pero sobretodo nos deja el regalo de la vida, un regalo que no tiene precio y por ese motivo debemos cuidarla. Las tristezas quizá fueron pocas, quizá fueron muchas pero la moraleja de esas cosas es aceptar y entender que todo tiene su razón de ser.
Probamente hubo perdidas familiares, de amigos y conocidos, pero no hay que renegar contra Dios y su voluntad y entender que el nos da la vida y solo él sabe cuando nos iremos de este mundo. Aunque hay algunas personas que no comprendemos la razón de venir a este mundo y hacemos todo, de todo menos cumplir con ese propósito que se nos encomendó.
Además este año viejo nos deja muchas cosas por las cuales nos sentimos orgullosos y felices, un nuevo empleo, una pareja de vida, uno a varios amigos y es allí donde yo quiero encajar, como ese buen amigo en el cual puedes confiar, con el que puedes hablar, llorar y sobre todo sonreír al compartir las cosas buenas de la vida. Ahora me voy a despedir deseándoles a todos lo mejor para este nuevo año y siempre tener en mente que todos tenemos metas y sueños por los cuales hay que luchar sin descanso día con día hasta alcanzarlos o por lo menos que nos quede la plena satisfacción que hicimos todo lo que estuvo en nuestras manos para lograrlo.
Photobucket
Photobucket
>