seguidores


Google+ Followers

domingo, noviembre 29

DOS CUERPOS

La sensualidad inevitable ha caído
Sobre el murmullo silencioso de dos cuerpos,
Dos cuerpos desesperadamente apasionados
Que buscan aprender por cada uno de sus poros;
Se recorren mutuamente sin parar
Invadiendo más que su propia intimidad
Compartiendo tantas prohibidas sensaciones
Saboreando el aroma tierno de la piel
Cuando los labios rozan lentamente en un vaivén;
Es un vaivén de fantasías y de erotismo
Sumergidos en el fondo de un océano
Descubriendo en cada movimiento más placer.
Son dos cuerpos pero un solo estremecer:
Se tocan, se vibran, se deleitan,
Se conocen más allá de la amistad
Intercambian aromas y sabores
Como si fueran parte de un ritual,
Se esconden bajo el aire transparente
Entre sábanas mojadas por su mar,
Recolectan los frutos con sus bocas
Y los limpian con un tacto virginal.
Entonces se cubren con estrellas
Y por cada una de ellas, un beso.
Así transmiten su fuerza y energía
Compartiendo excitación sin llegar a la lujuria
Arremeten juntos desbocados en oleajes
Derramando al piso la espuma de sus olas
Y desnudos a los ojos de la noche fría
Disfrutan sin cesar camino hasta su altar
Al derramar la miel de sus caricias
Mientras devoran sus lenguas más y más.
Así pierden la memoria cada día
Para empezar a amarse sin censura
Para gozar con sus cuerpos enredados
Y sus dulces miradas derretidas
Viven su historia de la mano
Se entregan sin reservas y sin miedos
Para gozar de dos cuerpos y dos almas
Liberan energía guardada en sus entrañas
Cuando chocan dos cuerpos y un lunar
Alfredo Granados