seguidores


Google+ Followers

martes, abril 24

EL DOLOR


Formarse a vivir en ocasiones lastima, ese enorme sufrimiento cuando los garrotazos de la vida te agitan, cuando ves que sólo te posees a ti mismo para seguir peleando, para incrementar día a día y ceder una sonrisa a esas personitas que incondicionalmente allí están, para entregar al mundo un ¡si se logra! Y concederse a uno mismo la potencia interior que nos lleva a la placidez
Es seguro que formarse lastima y a pesar de que sientes que te extirpan algo de tu interior, algo de tu espíritu, esas experiencias que te hacen sentir que estallarás por dentro y no quedará nada de ti
Es asombroso que cuando se aprende de ese sufrimiento, el sentimiento de integridad es aún mayor
Los porrazos te rebasan como el mar devasta las piedras y debo aceptarlo incontables veces he querido ser
como esa piedra, que aunque tiene múltiples heridas que el mar ha avivado sigue allí, sin destruirse porque el material con el que está hecha es tan invulnerable a
cualquier embate y del existir esos garrotazos, porque es necesariamente lo que cimenta el amor a la
Ser como piedras que no razonen tan sólo resisten, pero retorno y digo soy un humano, Dios nos dio la capacidad del sufrimiento, del sentir y del existir esos garrotazos,
¿El amor a la vida es sólo cuando el dolor se esconde y sólo ves alegría
El milagro del amor está siempre en el dolor