seguidores


Google+ Followers

sábado, noviembre 13

HORAS

Photobucket


El señor del tiempo me ha reñido

por vender mis horas a olas,
pues ellas van y vienen sin rumbo ni sentido
haciéndome pensar que yo soy ola.
Como las olas llego sólo hasta la orilla,
sin dar un paso más, sin alejarme,
atado al mar que formo y que me forma,
arrastrando la arena sin riesgo de la playa.
Y vendiendo mis horas compro el tiempo,
de pararme a mirar a las montañas,
sin tiempo de avanzar pues he vendido
el resto de mis horas a las olas.
Es la ironía del tiempo, del mar y de las olas.
Es la ironía del mar, del tiempo y de las horas.


Photobucket