seguidores


Google+ Followers

domingo, octubre 24

SE NOS VA LA VIDA


Se nos va la vida
persiguiendo pájaros de lluvia
en rincones reservados
para después de las diez.
Con sólo desearlo
te deshaces de todo,
y mientras se nos va la vida
Vamos dejando atrás la magia
y el vértigo.
Se nos va la vida
arrastrando los pies,
poniendo nombre y fecha
a nuestras ilusiones,
yo suelo perseguirlas semanalmente,
con gafas oscuras,
todavía las guardo
y todavía las cuento de vez en cuando
entre delirio y delirio
para no perder ninguna,
para olvidar que no eran de ninguno,
aunque tal vez sí, ahora me doy cuenta,
tal vez sí
un poco tuyas.
Hoy estaremos siendo otros, pero lejos,
andando de puntillas,
guardando las distancias
en cajas muy pequeñas,
devorando  kilómetros
hacia otro día claro.
Hoy estarás
de regreso de cualquier parte,
sabiendo que volverás
a intentar cambiarme de sitio,
escogiendo los colores
para andar descalzo,
con los ojos de decir que sí,
y cenizas de un noviembre
en los bolsillos.
La verdad, qué mal disimulo
cuando me enfado,
y tú qué mal disimulas
cuando me quieres.
Ahora voy mejor así,
con las manos en los bolsillos,
y aunque solía decir
que ya no importa,
tuve que estar pasando de largo
por no volver a ver esos sitios
sin ti, ver que siguen iguales
 por no volver
a pisar tus aceras,
o el pasado, en fin,
llámalo de cualquier forma,
valentía o error.
Y es que estuve devolviéndote las cartas
todo el tiempo
para no encontrarte detrás,
en ese espacio
demasiado pequeño para mentir,
y que por eso
es espacio suficiente para volver a empezar,
y la verdad, qué mal disimula
cuando lo sabes…
La lágrima de una sonrisa