seguidores


Google+ Followers

miércoles, abril 28

DESPEDIDA

Estar frente a una persona querida sabiendo que quizá no la vuelvas a ver, o quizá sí ,pero sin saber cuando, donde, ni bajo que circunstancias.
Esperar el amor y luego despedirse de él como si fuera una escena de la película más , llena de besos lentos y furiosos, llena de abrazos tímidos e inmensos; llorando sin querer hacerlo y agachando la cabeza o mirando al cielo buscando respuestas.
Odio sinceramente las despedidas, son algo insoportable, sentir que no quieres soltar nunca las manos del otro, que el tiempo se detenga, que los minutos no avancen más; sin embargo, la noche avanza, el cielo oscurece y es tiempo de decir adiós
Ir retrocediendo viendo a lo lejos una sombra desvanecerse, rezando porque vuelva a aparecer, viendo alguna foto para no extrañar su rostro y recordando los buenos momentos; viendo el celular y esperando una llamada, viendo la vida pasar y extrañando.
Despedirse dejando de lado tu propia felicidad por la de otra persona es algo demasiado estoico, algo estúpido pero de lo más humano, algún día llegará el día del reencuentro, el día de volverse a ver, donde aflorarán las decisiones equivocadas y los arrepentimientos; quizá no debiste dejarlo ir, quizá nunca debiste despedirte, la felicidad pudo estar allí y solo le dijiste hasta siempre tras cerrar tu puerta luego de un beso.